​Tasa de interés efectiva equivalente en otras monedas

​ 

¿Cómo comparar​ alternativas en distintas monedas?

 
Si tenemos la posibilidad de endeudarnos en pesos, en dólares o en unidades indexadas a otra tasa: ¿cómo es posible comparar todas esas opciones?, ¿cómo decidir la más conveniente?

Es necesario, en primer término, hacer comparables las tasas en la misma moneda. Si, por ejemplo, nos ofrecen depositar a 6 meses a una tasa de UI + 1 % semestral y tenemos otra opción que implica depositar, también a 6 meses, al 6 % de interés semestral en pesos, debemos poder comparar las tasas. En este caso, la unidad indexada varía con el IPC, por lo cual, convertimos el rendimiento de UI + 1 % a un rendimiento equivalente en pesos. Para ello consideramos la expectativa de inflación en los próximos 6 meses. Si esta fuese del 3 %, entonces la tasa en unidades indexadas, que recoge la inflación a través de la variación del IPC, convertida a una tasa en pesos, es del 4,03 % en pesos. Comparamos esta opción con la otra opción de depósito de tasa en pesos del 6 % y obtenemos que es más conveniente esta segunda opción.

Aplicando la fórmula:


(1 + 0,03) × (1 + 0,01) = 1,0403


Esta tasa, equivalente en pesos, la comparamos con la del 6 % en pesos a efectos de decidir cuál depósito vamos a efectuar.

¿Cómo decidir entre alternativas en distintas monedas?, ¿en qué moneda conviene tomar un préstamo o efectuar un depósito​?

¿Qué ocurre si tenemos la posibilidad de endeudarnos en moneda extranjera al 5 % y en pesos al 8 %, las dos de manera semestral? Como vimos, tenemos que comparar la opción de endeudarnos en moneda extranjera con la de hacerlo en pesos.

Debemos convertir a pesos la opción en moneda extranjera para posibilitar la comparación de tasas y de montos obtenidos al final del período, es decir, capital más interés. Al tratarse de una deuda, nos convendrá elegir la opción que tenga la tasa de interés más baja o el monto más bajo de capital más interés.

Si, por el contrario, quisiéramos saber cuál es la opción más rendidora entre ahorrar en pesos, con un depósito a una tasa de interés en pesos, o ahorrar en moneda extranjera, a una tasa en moneda extranjera, debemos, también, hacer comparables las tasas y los montos de capital más interés al final del período. Como se trata de ahorro, optaremos por la opción con la tasa más alta o de monto más elevado.

Para ello calculamos, en el caso de un depósito, cuánto ganamos por depositar en dólares y luego lo convertimos a pesos. Por otro lado, calculamos cuánto ganamos por depositar en pesos y lo comparamos con lo que ganamos en dólares convertido a pesos. La alternativa de mayor monto será la elegida. A partir del monto es posible calcular la tasa de cada alternativa y, como se trata de un depósito, la más conveniente es la más alta.

Veamos un ejemplo para clarificar.

Ejemplo

Si disponemos de un capital de UYU 20.000, lo queremos depositar a 6 meses y nos ofrecen hacerlo en dólares a una tasa del 5 % anual en dólares o en pesos a una tasa del 15 % anual en pesos: ¿qué nos conviene más, suponiendo que la expectativa de devaluación del peso frente al dólar en los próximos 6 meses sea del 1 % y que el tipo de cambio vendedor hoy es del USD 1 = UYU 18,70?

Para analizar qué conviene más, debemos calcular cuánto ganaremos con cada alternativa y elegir aquella que nos proporcione mayor ganancia. Para esto seguimos los siguientes pasos:

Alternativa de depositar en dólares

Convertimos los UYU 20.000 a dólares, al tipo de USD 1 = UYU 18,70, y obtenemos USD 1069,52.

Colocamos esos dólares al 5 % anual durante 6 meses. Como conocemos la tasa anual y la colocación es semestral, suponiendo interés simple, consideramos que la tasa es proporcional al tiempo. De ese modo, obtenemos, por concepto de interés,  5% / 2 (porque un año tiene dos semestres) = 2,5 %. Esta será la tasa semestral equivalente a la anual del 5 %. Por lo que obtenemos de intereses lo siguiente:


2,5 × 069,52 = USD 26,74


Entonces, al final del semestre, si colocamos en dólares, tendremos: USD 26,74 por concepto de interés y USD 1069,52 por concepto de capital, lo que da un total de USD 1096,26.

¿A cuántos pesos equivalen los USD 1096,257 al cabo de 6 meses?

Consideramos el dato de expectativa de devaluación del peso frente al dólar del 1 % semestral y obtenemos que el tipo de cambio actual UYU 18,70 (a efectos simplificadores, utilizamos un solo tipo de cambio y no consideramos que hay tipo comprador y vendedor) más 1 % de devaluación del peso frente al dólar será de USD 1 = UYU 18,887.

Con lo cual, los pesos, al cabo del semestre, se obtienen convirtiendo los dólares al tipo de cambio al fin del semestre:


1096,26 × 18,887 = UYU 20.705


Entonces, si depositamos en dólares, al final del semestre tendremos un total de USD 1096,26, lo que, convertido a pesos al tipo de cambio de final del semestre, será equivalente a la suma de UYU 20.705, considerando capital más intereses.​

Alternativa de depositar en pesos


Suponemos, en este caso, que la tasa de interés también es simple. Aplicamos la fórmula de tasas equivalentes en el tiempo.

Para un semestre, será:


 0.15 / 2= 0,075


Por consiguiente, al final del semestre obtenemos:


20.000 × 1,075 = UYU 21.500


​Alternativa
Capital​ en pesos
Tasas utilizadas​Monto al final en pesos​
​En dólares
20.000​(1,025) * (1,01) = 1,03525 -1 = 0,03525​​20.705
​En pesos
20.000​(1,075) - 1 = 0,075​21.500​

 

En conclusión, en este ejemplo, nos conviene más depositar en pesos: nos da el monto de capital más interés más alto (UYU 21.500) y, también, la tasa más alta al final de los 6 meses (0,075 frente a 0,03525 por depositar en dólares).

Es importante tener en cuenta que la tasa de interés y la tasa de devaluación, o de reajuste del índice utilizado en su caso, deben siempre ser las referidas al período considerado. Si se conocen las tasas anuales y el período de depósito es de 6 meses, debemos calcular las tasas efectivas equivalentes a las anuales para esos meses y tener en cuenta si el interés es simple o compuesto, así como la tasa de devaluación o de reajuste del índice considerado (por ejemplo, el IPC en el caso de la colocación en unidades indexadas) correspondiente al período de tiempo considerado.

Para conocer las fórmulas de tasa de interés equivalente,  cliquee aquì 

¿Conviene endeudarse en moneda extranjera?

A los efectos de tomar una decisión sobre en qué moneda conviene endeudarse, usted deberá tener en cuenta algunas otras variables, además del costo, para minimizar el riesgo y asegurarse de cumplir con la obligación asumida. Tendrá que evaluar sus condiciones personales al decidir qué préstamo elegir, para lo cual, a continuación, comentaremos algunas variables para considerar:

  • La moneda en la que percibe sus ingresos. Principalmente, si se va a endeudar a largo plazo, es aconsejable que opte por pagar su préstamo en la moneda en la que recibe sus ingresos. Es a lo que se le llama calce de ingresos y egresos. Esto hace a la buena administración de su presupuesto; de este modo, si percibe ingresos en pesos, evita que una devaluación abrupta perjudique su presupuesto familiar al incrementarse la cantidad de pesos que representa la cuota del préstamo contraído en moneda extranjera. En la crisis financiera ocurrida en 2002, debido a que se produjo una importante devaluación de nuestra moneda frente al dólar estadounidense y a que nuestra economía es muy dolarizada, muchas personas endeudadas en dólares estadounidenses, que ganaban en pesos, no pudieron repagar sus deudas y terminaron con serias dificultades financieras.
  • El importe de la cuota del préstamo con relación a sus ingresos. Es relevante en su decisión, ya que si es muy alto, le traerá problemas financieros. En tal caso, es posible que se atrase en el pago del préstamo (o de otras obligaciones) o se sobreendeude con más préstamos y termine por perder sus bienes. Asuma solo los compromisos que pueda afrontar.
  • El plazo. Al elegir el préstamo que más le convenga, usted deberá evaluar el plazo en el que podrá pagarlo. Tenga en cuenta que los préstamos de plazo largo implicarán que pagará sus cuotas durante mucho tiempo de su vida. Sea prudente. Evalúe si sus ingresos serán tan permanentes como las obligaciones que asume.
  • El importe del crédito total con relación a sus ingresos. No es lo mismo endeudarse en USD 50 para adquirir un microondas en 12 cuotas si usted gana, al menos, UYU 20.000, que endeudarse con ese sueldo para adquirir un auto que vale USD 25.000, pagadero en 36 cuotas. En este último caso, el perjuicio puede ser serio si en el período se produce una devaluación.

Con respecto al dato de expectativa de devaluación, este se podrá obtener de publicaciones especializadas que evalúen con seriedad los riesgos de ocurrencia de una eventual devaluación de nuestra moneda frente al dólar.

En síntesis, le aconsejamos no endeudarse a largo plazo en una moneda diferente de la que genera sus ingresos. Si lo hace a muy corto plazo, verifique que la cuota del préstamo sea muy menor con relación a los ingresos de la familia y que el período de repago no implique el riesgo de una devaluación de nuestra moneda frente al dólar que le sea perjudicial.​